Avistamiento Ballenas

¿Cuál es la experiencia que se vive en el avistamiento de ballenas?

Es realmente algo extraordinario. Es algo que todo mundo debe ver en la vida, es en el único lugar donde además del avistamiento se puede tocar a las ballenas. Viene gente de muchas partes del mundo a descubrirlo, y para quienes viven relativamente cerca sería inconcebible no darse esta maravillosa oportunidad.

La gente regresa muy contenta y con una energía positiva no vista en otros viajes, siempre quieren repetir la experiencia. Todos deberían vivirlo, desde niños de 12 años a adultos de 99. Estar cerca de estos seres maravillosos nos enseñan mucho, definitivamente es un momento único.

Es recomendable para niños, no es peligroso. Hay que cuidarlos porque se está en el mar, pero lo pueden hacer, de hecho lo han hecho niños y regresan felices.

Los operadores receptivos tienen mucho experiencia en recibir a los visitantes, y antes de entrar al avistamiento dan una platica donde nos hablan sobre el comportamiento que se debe tener hacia las ballenas. Nos explican cuál es el proceso que las ballenas viven desde que vienen de Alaska hasta Baja California Sur, así como el  nacimiento de los ballenatos. Además nos hablan sobre su proceso de alimentación, cómo debemos cuidarlos y lo que no debemos hacer para que las ballenas sigan viniendo.

El año pasado hubo más de 2,800 ballenas. Todas las personas que asistieron  tuvieron la oportunidad de tocarlas, tomarse fotos y estar cerca de ellas. Los operadores receptivos cuentan con personal capacitado, saben a dónde tienen que ir y  cómo llamarlas. De hecho los primeros en acercarse son los ballenatos, porque son los juguetones, posteriormente se aproximan las madres que vienen cuidándolos. Por otro lado, el personal tiene conocimiento de las enfermedades que pueden padecer, su proceso de alimentación y la biología de este maravilloso ser marino.

Consulta fecha y precio. 

¿Quieres saber un poco más sobre el itinerario de esta mágica experiencia?

Salimos de Tijuana desde muy temprano con destino a Cataviña para detenernos en el poblado de El Rosario, famoso por la langosta y el abulón. Llegamos a la localidad de Cataviña, hospedándonos en un hotel muy bonito, donde disfrutaremos los más bellos atardeceres e imponentes de la península. Pasamos una noche en medio del Valle de los Cirios.

Al día siguiente visitamos las pinturas rupestres, una de las más representativas del Estado. Continuamos hacia Guerrero Negro. Por la tarde hacemos un recorrido por la salinera más grande del mundo, la visitamos y tenemos la oportunidad de conocer el proceso de la salinera. Además visitamos el Antiguo Faro para apreciar algunas de las más de 200 especies de aves que llegan a esta laguna, también en época de invierno.

Al siguiente día nos vamos a la bahía
Ojo de Liebre para vivir la mágica aventura del Avistamiento de Ballenas. Posteriormente nos dirigimos hacia la misión de San Ignacio, donde guías locales nos hablan detalladamente sobre su historia y fundación. Partimos a Loreto, uno de los más bellos destino de todo Baja California, disfrutando la visita a  la Misión de Loreto y el centro de la Ciudad.

Partimos hacia el pueblo de Santa Rosalía,  un pueblo mágico muy especial, ya que visitamos las oficinas del centro de gobierno y el museo que fueron construidas en 1897 en un estilo colonial francés, tomando como base los planos del ingeniero Gustavo Eiffel.

Por último partimos de regreso a San Quintín, donde permanecemos una noche para disfrutar este pueblo costero, y aprovechamos para descansar del largo trayecto antes de regresar a Tijuana.

¡Comunícate con nosotros y vive la experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *